EMPAQUETADO NEUTRO

Desde el 1° de enero de 2020 los productos de tabaco deben ser comercializados en empaquetado neutro, también llamado “plano”, “genérico” o “estandarizado”.

Es una importante medida de reducción de la demanda que disminuye el atractivo de los productos de tabaco, restringe el uso de los paquetes de tabaco como soportes para publicitar y promover el tabaco, limita el empaquetado y etiquetado engañosos y aumenta la eficacia de las advertencias sanitarias.

Esto está alineado al objetivo de desestimular el consumo del tabaco, en especial entre los jóvenes.

 

En las Directrices para la aplicación del artículo 11 y 13 del Convenio Marco para el Control del Tabaco se recomienda que las Partes consideren la adopción del empaquetado neutro.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se entiende por empaquetado neutro a aquel «en blanco y negro u otros dos colores contrastantes, según indique la autoridad nacional; nada más que un nombre de marca, un nombre de producto y/o un nombre de fabricante, datos de contacto y la cantidad de producto que contiene el envase, sin logotipos ni otros rasgos distintivos aparte de las advertencias sanitarias, timbres fiscales y otra información o marcado obligatorio; un tipo y un tamaño de letra especificados y una forma, un tamaño y materiales normalizados. No debería haber publicidad ni promoción dentro del paquete ni adjunto a éste ni a cigarrillos ni otros productos de tabaco.

Los objetivos del empaquetado neutro son:

  1. reducir el atractivo de los productos de tabaco;
  2. eliminar los efectos publicitarios y promocionales del empaquetado de los productos de tabaco;
  3. prevenir el uso de técnicas de diseño de envases que puedan sugerir que algunos productos son menos nocivos que otros; y
  4. aumentar la visibilidad y la eficacia de las advertencias sanitarias.

Tal y como se reconoce en el CMCT de la OMS, el control del tabaco depende de la aplicación de medidas multisectoriales integrales que se refuercen entre sí y sean complementarias. A este respecto, el empaquetado neutro es una medida de reducción de la demanda que se apoya en otras medidas destinadas a reducir la demanda, como las advertencias sanitarias obligatorias y la prohibición global de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco.

 

Rechazar la injerencia de la Industria

Es previsible que los países se vean confrontados con una fuerte oposición de la industria tabacalera al empaquetado neutro, incluida la presentación de demandas ante los tribunales por las empresas tabacaleras.
Esta oposición de la industria exige un proceso riguroso de concepción de las políticas; con todo, los países pueden estar seguros de que las pruebas justifican la introducción del empaquetado neutro como parte de un enfoque integral del control del tabaco.

El empaquetado neutro de Uruguay fue ejemplo de la fuerte oposición de la industria tabacalera (ambas situaciones presentadas a continuación fueron desestimadas por la Justicia):

  

Más información al respecto:

Empaquetado Neutro

Directrices para la aplicación del artículo 11