Alimentación

Las enfermedades no transmisibles relacionadas con una inadecuada alimentación constituyen uno de los principales de salud pública (OPS Uruguay). Dos de cada tres uruguayos están en riesgo de sufrir graves consecuencias a propósito de su sobrepeso u obesidad, hipertensión y complicaciones derivadas de alimentarse de forma inadecuada.

La comida casera preparada a partir de alimentos sin procesar o mínimamente procesados ha sido desplazada por productos ultraprocesados tales como galletitas rellenas, alfajores, pastas instantáneas, Nuggets, panchos. Según OPS Uruguay, entre 1999 y 2013, en nuestro país, la venta de bebidas azucaradas se triplicó y la de otros alimentos con excesiva cantidad de azúcares. En igual periodo, se observó un aumento de sobrepeso en adultos desde 52,5% al 64,9% (MSP, 2015), en niños y adolescentes el 39% presenta exceso de peso, observándose una estrecha asociación con el aumento de la hipertensión.

El etiquetado frontal de alimentos es una herramienta práctica que permite identificar más rápidamente alimentos con perfil nutricional desfavorable.

Los estudios científicos demuestran que los consumidores no realizan grandes esfuerzos cognitivo en situaciones de compras, buscan minimizar su esfuerzo. Una típica salida a hacer compras incluye muchas decisiones en una misma ocasión, y los consumidores emplean poco tiempo y esfuerzo para tomar cada una de las decisiones. Particularmente en el caso de compras repetidas (e.g. productos alimenticios y bebidas)